Me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere
06 Sep
Me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere


“Me quiere… No me quiere… Me quiere… No me quiere…”. Seguramente, muchos de vosotros y vosotras hayáis practicado el deshojar los pétalos de una margarita para saber si esa persona de la que estabáis enamorad@s os correspondía. En Decoflor Toledo queremos que sepas de dónde viene esta bonita tradición.


Y es que no ha habido otra flor en el mundo que haya sido tan deshojada por todas las personas que hemos tenido un amor platónico. ¿Y sabes de dónde viene esta preciosa costumbre?


Pues bien, hay varias hipótesis y teorías. Una de ellas se dice que comenzó en la Francia Medieval en la que las mujeres y niñas arrancaban un ramo de margaritas sin mirar deshojando todos los pétalos de cada capullo para saber si ese amor es correspondido para poder casarse, y así también saber cuánto tiempo había que esperar para celebrar la ceremonia.


Otros, en cambio, hablan de otra tradición, pero siempre manteniendo los pétalos de la margarita como protagonistas. Y es que todo comenzaría en Oriente, donde los hombres y chicos jóvenes arrancaban un pétalo de la margarita y se lo guardaban durante todo un día en su bolsillo. Si el pétalo se mantenía fresco hasta el final del día, era una gran noticia ya que se trataba de un amor correspondido, mientras que, si el pétalo aparecía seco y mustio significaba el fin de ese amor.


Y vosotros… ¿Seguís con esta bella tradición?

Guía de Compra